Share:

Almohada Viscoelástica Biconfort Belnou

Sea el primero en opinar sobre este producto

Al Comprar la Almohada Viscoelástica Biconfort Belnou


Se obtiene: Almohada viscoelastica Biconfort ViscoSoft 3D plata Belnou con suavidad y esponjosidad especial, disipa el calor y la humedad, viscoelástica de dos caras.


Porque la Almohada Viscoelástica Biconfort Belnou esta compuesta de Cara ViscoSoft con tejido 3D plata, Cara viscoelástica con tejido StrechAir y núcleo de 50Kg/m3.

Disponibilidad: En existencias

Price :
Desde:

Precio Habitual: 48,00 €

Precio Especial 38,40 €

EUR
Firmeza Almohada Media Descuento 20 % Doble Funda Nuevo Producto en el catalogo.

* Campos requeridos

Desde:

Precio Habitual: 48,00 €

Precio Especial 38,40 €

Detalles

Como comprar almohadas belnou

Para comprar almohadas belnou en areaconfort

Tiene que seleccionar el producto de su preferencia de almohadas belnou, y seleccionar las opciones como talla, color o complementos que necesite, y añadirlo al carrito de compra.

Puede comprar almohadas belnou de fabricacion Española.

Por diferentes medidas o Colores.

ALMOHADA VISCOELÁSTICA BICONFORT DE BELNOU:
Almohada viscoelástica de dos caras.
Cara ViscoSoft con tejido 3D plata, es una viscoelástica ligera, microporosa y transpirable. Transmite una suavidad y esponjosidad especial, disipando el calor y la humedad.
Cara viscoelástica tradicional con tejido StrechAir y núcleo de 50Kg/m3.
 
CARACTERISTICAS DE LA ALMOHADA VISCOELÁSTICA BICONFORT DE BELNOU:
Firmeza:  Media / Media-alta
Altura: 12 centímetros.
Presentación:Caja Belnou con cintas color granate.
Firmeza Media
Transpirable Medio / Alto
Funda ExteriorTejido 3D y Strech
Funda Interior
Funda Protectora con Algodón
Acabado Antiácaros No
Lavado NO
Lejía NO
Secadora NO
Plancha NO
 
 

Almohadas viscoelásticasAlmohadas viscoelásticas: La espuma viscoelástica es un material totalmente ergonómico e indeformable elaborado con una tecnología muy avanzada. Está formado por células abiertas que reaccionan al peso y a la temperatura corporal adaptándose a la cabeza y al cuello de cada persona y memorizando su forma. De este modo, con una almohada viscoelástica se logra una correcta postura cervical. Al eliminar los puntos de presión, se consigue una mayor relajación muscular y, por lo tanto, una mejora en la circulación sanguínea. Por eso es un material muy valorado por sus propiedades terapéuticas.

 


Viscoelástico/aViscoelástico/a: Material 100% sintético descubierto por la NASA, que reaccionando a la temperatura corporal, disminuye la presión en despegues y aterrizajes. Este material tiene memoria inteligente que se adapta ergonómicamente al cuerpo ejerciendo poca presión, creando una agradable sensación de ingravidez. Un colchón viscoelástico se adapta al cuerpo a la perfección evitando presiones sobre él. A mayor densidad del material, mayor sensación viscoelástica. Está recomendado para prácticamente cualquier tipo de durmiente, en especial para personas que sufren algún tipo de patología (muscular, ósea o articular) por sus propiedades terapéuticas. Los colchones viscoelásticos en un principio fueron destinados a hospitales y residencias de la tercera edad para prevenir el dolor que provocaba la presión del cuerpo, pero actualmente se comercializan para todos los durmientes.

 


Hilo de plata: Filamentos de plata con efecto antiestrés, ya que repelen la electricidad estática acumulada durante el día, aportando una sensación de relax y facilitando el descanso. Repele el polvo, por lo tanto es antibacteriano.

Tejido 3DTejido 3D: Tejido transpirable construido en tres dimensiones que permite una circulación libre del aire, aportando mayor ventilación e higiene. Se utiliza en los colchones para maximizar su transpirabilidad.

 

 


Tejido strechTejido strech: Tejido de punto entrelazado con fibras de gran elasticidad. Evita que la tela se tense al dormir, ajustándose y adaptándose al colchón y a las posturas del durmiente, permitiendo movilidad en cualquier dirección. De tacto suave y agradable, transpirable y secado rápido; contiene tratamientos higiénicos que actúan como barrera contra ácaros, bacterias y manchas.

 


Oeko-TexOeko-Tex: -https://www.oeko-tex.com/- Certificado europeo que garantiza que el producto no contiene sustancias nocivas para la salud y son respetuosos con el medio ambiente. Sólo se otorga a los fabricantes capaces de superar estrictas pruebas de seguridad de calidad avanzada.

 


OK REACHOK REACH El Certificado OK Reach, emitido por AITEX, garantiza que el artículo o referencia cumple con requisitos establecidos por el reglamento REACH en su Anexo XVII (Restricciones a la fabricación, comercialización y uso de determinadas sustancias, preparados y artículos peligrosos) y Anexo XIV (Contenido de sustancias de alta preocupación –SVHC en concentraciones no superiores al 0.1% en artículo.

 

 

 


¿Cómo cuidar mi almohada?¿Cómo cuidar mi almohada? Si la almohada dispone de doble funda, es aconsejable lavarla conjuntamente para que el relleno quede más protegido. Utilizar el programa de lavadora para prendas delicadas a baja temperatura con detergente líquido suave. No utilizar suavizantes. Almohadas de plumas: Introducir dentro de la lavadora dos pelotas de tenis envueltas y atadas con medias. Almohadas de fibra o látex: Enrollar la almohada y sujetarla con una cuerda o hilo para evitar que se desenrolle. Introducir la almohada en el mismo sentido en el que gire el tambor. Para evitar que las almohadas choquen demasiado contra el tambor de la lavadora, lavar más de una almohada en cada lavado. Realizar un segundo aclarado para evitar que permanezca cualquier residuo de detergente en el interior de la almohada. Secar la almohada en la secadora o al aire libre: Secadora: Utilizar un programa de ciclo de secado en frío. Si fuese necesario más de un ciclo, sacar la almohada y ahuecarla antes de introducirla de nuevo (para las almohadas de duvet, introducir en la secadora dos pelotas de tenis envueltas y atadas con medias). Aire libre: Colocar la almohada en un lugar totalmente horizontal y ahuecarla una vez seca.



¿Cuándo debo reemplazar mi almohada?¿Cuándo debo reemplazar mi almohada? Según los expertos en descanso, lo ideal sería reemplazar nuestra almohada en un periodo de entre seis meses y dos años como máximo. Cuando se trata de cambiarla, es importante recordar que la almohada ideal debe rellenar el hueco entre la cabeza y los hombros, para así evitar dolores de espalda y demás daños físicos totalmente innecesarios. En primer lugar y aunque no seamos directamente conscientes de ello, con el paso del tiempo las propiedades de nuestra almohada pueden perder efectividad y calidad. De hecho, cuando llevamos tiempo utilizando la misma, deja de aportarnos la comodidad del principio y, de rebote, daña progresivamente nuestra espalda. En segundo lugar, la almohada podría ser una cuna de ácaros, polvo y suciedad. Aunque puede lavarse, la efectividad de la limpieza no es tal como cambiarla. Para evitar compartir cama con estos pequeños seres vivos, es mejor reemplazar la almohada frecuentemente. Y, en tercer lugar, con el paso del tiempo, nuestra almohada se empapa de sudor, grasa e incluso células muertas de nuestra piel que, aunque nos parezca extraño, pueden provocar acné y demás imperfecciones.



¿Las almohadas se pueden lavar?¿Las almohadas se pueden lavar? Aunque no es necesario hacerlo tan a menudo como con las fundas, las almohadas pueden (y deberían) lavarse una o dos veces al año para para eliminar los ácaros, hongos y bacterias que van acumulándose en ellas. No debemos olvidar que pasamos, de media, entre siete y ocho horas al día respirando sobre la almohada, cosa que la convierte en el cultivo ideal para que hongos, ácaros y algunas bacterias vayan creando en ella su propio ecosistema. Por norma general, se recomienda evitar lavar en casa las almohadas de plumas, viscoelásticas y látex puesto que necesitan secarse muy bien eliminando totalmente cualquier tipo de humedad que pueda quedar en su interior. Por otro lado, las almohadas de fibra pueden lavarse sin problema en la lavadora. Se recomienda lavarlas con agua caliente para acabar con los microorganismos y con una pequeña dosis de detergente y suavizante. Para que la almohada se ahueque durante el lavado, se recomienda, además, introducir en el tambor una o dos pelotas de tenis que irán moviendo su contenido a medida que avance el programa de lavado. Cuando esté limpia, no se debe escurrir ni retorcer. Para que se seque bien, primero hay que aplastar la almohada ligeramente en una superficie lisa y limpia (como por ejemplo una bañera) y luego pasarle una toalla seca para retirar la mayor humedad posible. También se puede dejar la almohada en una superficie lisa, sobre un par de toallas, dándole la vuelta de vez en cuando para evitar que la humedad se acumule por una sola cara. A continuación, se puede dejar secar al aire o introducirla en la secadora. Si somos reacios a meter la almohada en la lavadora, también se puede obtener un buen resultado lavándola a mano, aunque para ello sea necesario invertir un poco más de tiempo y esfuerzo. En cualquier caso, y si no estamos seguros del lavado que podemos realizar, siempre nos quedará la opción de llevar nuestra almohada a la lavandería, pues ellos mejor que nadie sabrán el cuidado que se deberá que darle.



Alivio de presiónAlivio de presión: los materiales viscoelásticos alivian la presión que nuestro cuerpo ejerce sobre las zonas que soportan más peso. Este tipo de presión es la que provoca que, de manera inconsciente, cambiemos a menudo de postura durante el descanso; con lo cual, si desaparece la presión disminuyen los cambios posturales, consiguiendo un descanso más eficaz. En los colchones antiescaras u ortopédicos, ayuda a la prevención de úlceras en la piel.

 

 


¿Cómo aliviar el dolor de cuello?¿Cómo aliviar el dolor de cuello? Los expertos nos lo explican a partir de las siguientes medidas: No permanecer en una misma posición durante muchas horas: aunque es difícil corregir las malas posturas, levantarse de vez en cuando y cambiar de posición es clave para evitar que el cuello se agarrote y provoque molestias con el paso de las horas. Realizar ajustes ergonómicos: en caso de utilizar el ordenador continuamente, sitúa el monitor a la altura de los ojos para poder verlo con facilidad y no forzar los movimientos. También al consultar tabletas, es preciso colocarlas sobre una almohada para que puedan reposar en un ángulo de 45 grados, en vez de apoyarlo sobre el regazo. Conoce tus límites: antes de realizar movimientos que requieren esfuerzo – como mover muebles u otros objetos pesados – pide ayuda y tu cuello y espalda lo agradecerán. Duerme las horas que necesites: los problemas de sueño aumentan el riesgo de padecer dolores musculo-esqueléticos. Intenta dormir las horas necesarias y descansar en el ambiente adecuado: sin distracciones, sin ruido, sin móviles, sin televisión, sin demasiada luz, etc. Desde Velfont añadimos otra medida tan o más esencial que las ya mencionadas: dar con la almohada ideal para cada uno. Es importante destacar que la almohada ideal para cada persona es aquélla que permite que cabeza, cuello y espalda (es decir, toda la columna vertebral) estén alineados en la misma posición que lo están cuando estamos de pie. Es por eso que no existe una almohada ideal para todos sino que cada uno debemos encontrar aquélla que mejor encaje con nuestras preferencias, constitución y posición a la hora de dormir.



La firmeza de las almohadasLa firmeza de las almohadas: A la hora de escoger la almohada ideal, además de tener en cuenta el tejido de confección y el material del relleno, es importante considerar qué tipo de firmeza queremos, o más bien, necesitamos. Las almohadas se pueden clasificar según su firmeza en: almohadas bajas, medias y altas. Para elegir una almohada adecuadamente, la regla general es la misma que se aplica para elegir el colchón: aquélla que nos resulte más cómoda y nos ayude a mantener la columna vertebral en una postura correcta y natural. La elección de un grado u otro de firmeza de la almohada no debe ser aleatoria sino que estará directamente relacionada con nuestra complexión física y con nuestra posición más habitual al dormir. Por lo tanto, lo primero que hay que determinar, una vez considerado nuestro grado de corpulencia, es cuál es esta posición más habitual. Para identificarla, sólo hay que pensar en cuál es la postura en la que nos encontramos la mayoría de las veces al despertar: de lado, boca arriba o boca abajo. En función de la respuesta, tendremos un punto de partida para escoger nuestra almohada ideal. Si dormimos de lado, la almohada que usemos deberá permitir que el cuello quede en horizontal y alineado con la columna vertebral; ni más alto ni más bajo. Será necesaria, pues, una almohada gruesa y de firmeza alta para equilibrarse con la anchura del hombro. Si dormimos boca arriba, necesitaremos una almohada de firmeza media, que se adapte a la curva natural del cuello; ni muy gruesa ni muy fina para que las vértebras cervicales no adquieran una postura forzada o antinatural. Si se da el caso que dormimos la mayoría del tiempo boca abajo, deberemos escoger una almohada de firmeza baja para que la cabeza y el cuello queden girados en una postura natural, cómoda y no perjudicial. Para los inquietos que se mueven mucho y cambian de posición durante la noche, la almohada de firmeza media será la más indicada.



Información adicional

FabricanteBELNOU
PropiedadFirmeza Media
MaterialViscoelástico
TratamientoN/D
PromocionNo
MarcaBELNOU
Precio48,00 €
MaterialesNo
Ficha TecnicaNo

Escriba su propia opinión

Usted está opinando sobre: Almohada Viscoelástica Biconfort Belnou

Etiquetas del producto

Use espacios para separar las etiquetas. Use comillas simples (') para frases.

{{widget type="slider/slider" slider_id="31" template="activated/slider/banner.phtml"}}
Bloque Personalizado ofertas...................

PRODUCTOS INTERESANTES

Colchoneria AreaConfort